&rrrma

Todas las noches, todos los días, a todas horas, te imagino y te siento; te pienso, te hago de nuevo, te olvido. Pero ya quiero tocarte, quiero mirarte, oírte, tocarte, saberte real y mía. Y todo es inútil, todo, todo es inútil.

—Jaime Sabines, Los amorosos, cartas a Chepita. 

(Fuente: megustalafantabienfria, vía cosettedelioncourt)